domingo, 16 de abril de 2017

El auspicio

Al fin nos encontramos.
El auspicio
de dos gargantas
tendidas al sol
que no dejan de llamarse
que no abandonan la búsqueda
un sed llena de cal
que nunca cesa
la tortura de la inexistencia.

lunes, 3 de abril de 2017

La conciencia colectiva

Guardamos amatistas
en el bajo vientre
para que crezcan
y ya partidas por la mitad
andaremos en procesión
con los ojos vendados
el pecho descubierto
y cubriendo de sangrado
todo el asfalto
para que algún día
la conciencia colectiva
deje de matarnos.

Amputaciones

Estoy atada
al cordón umbilical
de un océano
negro.

Tan oscuro
que no lo rozan
ni las aves
más hambrientas.

El ayer no es lo que era
sino quizá
las huellas
de pan duro
y manos amputadas.

jueves, 23 de marzo de 2017

Venas de Marzo

En la periferia
habitan mis venas
formando telarañas
de plata
para que nunca
entren
los restos mutilados
que el frío
abandona en
las aceras de Marzo.

***

Aunque el yo
ni si quiera exista
vivo un eterno retorno.

Navaja

Quiero recorrer
las montañas
amamantar
a una jauría de lobos
a ver sí así
la luna se rompe
en mil trozos
y la navaja
clavada en la frente
nos abre en canal
mostrando al mundo
las miserias
que anidan
en el pecho.

martes, 21 de marzo de 2017

Manchas

El olor de las luces oscuras
en mi vientre.

Los ángeles caídos
hacen corro
a la salida del colegio.

Una presión tan fuerte
que la tinta de los tatuajes
chorrea.

Y sólo nos quedan
los cuerpos amontonados
en buques de hormigón-guerra.

Caer en la desaparición
de los rostros
hechos de manchas negras.

Las paredes rociadas
de inmortalidad.
Los estragos de la vejez
pintándose los labios.
La ira devastadora
la mandíbula ametralladora
ejecutando
a los ojos rehenes.

Y un banco de sal
y un banco de sal
en el océano - pupila.

Ladrando

El anonimato es
una sombra
bien atada
como un perro violento.

Aquí estamos todas
ladrando
para que dejen de matarnos.